Mujer, despierta!, te estás autodestruyendo

          Constantemente doy un vistazo a los acontecimientos sociales de todo el mundo, y sobre todo en el tema de la inserción social de la mujer y el proceso de resistencia que ha puesto el hombre en contra de la misma.

          Investigaciones y críticos del tema acusan al hombre de haber impuesto el machismo como única forma de reinado y poder, y también, de utilizar la violencia en todas sus vertientes para hacerles entender al género femenino que son “ellos” quienes mandan. Estoy perfectamente de acuerdo con eso.

          Pero, no he podido pasar por alto la gran cantidad de mujeres que también siguen este mismo patrón. Me explico, mujeres que acusan, ponen en duda o justifican el hecho de que una mujer, por no seguir los patrones machistas, haya sido violentada o asesinada. Obviamente, tengo conciencia de que esta mujeres “machistas” han sido producto del mismo movimiento, que viene de familia, de generación en generación. Frases como “ella se lo buscó”, o “algo tuvo que haber hecho ella para que él la golpeara”, “es que ella cree que es la que manda”, son expresiones que retroalimentan la violencia y sobretodo al hombre, que justificándose en las mismas, no entiende porque tiene que “cambiar”.

          Tenemos en todas las sociedades del mundo una lucha constante para que se respeten los derechos de las mujeres, en contra de la violencia doméstica, y sobre todo, castigo y cero tolerancia hacia los hombres maltratadores. Se han creado programas psicoeducativos que “tratan” de enseñar al hombre a ser diferente. Se imprimen flyers y se hacen caminatas para protestar en contra del “machismo” impuesto. Sin embargo, por más campañas que se realicen, por más psicoeducación que se implementen para los hombres… si no unimos fuerzas para “sensibilizar” a la mujer, y ayudarle a romper barreras psicológicas y patrones definidos desde la historia de la humanidad por el hombre, los esfuerzos no dejarán de ser un mero gasto económico, una estrategia de relaciones públicas, pero sobretodo un problema en aumento.

          Pienso que hay que ayudar a que la mujer cambie sus actitudes e ideas sobre su papel en la sociedad. Que los grupos feministas, más que atacar al hombre, debe concentrarse en “enamorar” a las mujeres para que sean ellas mismas quienes se convenzan de que su posición debe ser otra en nuestra sociedad.

          Creo, y lo afirmo, que ningún problema social puede ser atacado hacia una de las partes. La mujer hoy en día está siendo destruida por el hombre, pero también se está autodestruyendo. Hay que castigar al hombre, pero también hay que sensibilizar a la mujer. Al final, vemos que por más esfuerzos que hacen nuestros gobiernos, el problema va en aumento, y no parecer tener un final.

          Si no creemos en que es posible, la mujer, en muy poco tiempo, pasará a la historia como una especie que terminó siendo destruida por el hombre, y autodestruyéndose a si misma.

          Tus comentarios sobre estas ideas son siempre bien recibidas. Puedes compartir este artículo o comentarlo.

          Un fuerte abrazo, paz y bienestar.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

1 comentario en “Mujer, despierta!, te estás autodestruyendo”

  1. Todos debemos ser concienciados y re-educados. Romper con los arquetipos que tanto daño hacen. Enseñar a los hombres a mostrar sus emociones y a las mujeres a no ser objetos.
    La violencia machista es horrible en ambos sentidos. Porque a ellas las golpean, pero a los varones desde bien pequeños les obligan a fingir una supuesta masculinidad y agresividad que acaba por destruirles por dentro.

    Dejemos de enseñar a hombres y mujeres. Empecemos a educar a personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

El precio EN OFERTA es de sólo RD$5,000 RD$4,300 p/p, disponible hasta el 21 de noviembre 2019.

INSCRÍBETE AQUÍ

Al reservar te llegará inmediatamente un correo electrónico con los datos del pago. 

El precio EN OFERTA es de sólo RD$900 p/p. Esta oferta vence en:

Días
Horas
Mins
Segs

RESERVA TU ASIENTO

Al reservar serás redireccionado a una página con los datos de pago. La reservación sin el pago correspondiente no se hace efectiva.