Cómo sacarle provecho a las grandes crisis de tu vida

¿Sacarle provecho a una crisis, no será eso una contradicción?

¿Será que te has vuelto loco?

Tranquila/o, déjame explicarme todo el engranaje que hay detrás de las grandes crisis y te demuestro que las mismas son la mejor manera para avanzar en tu vida. Acompáñame a descubrirlo.

No hay una sola persona en este planeta tierra que no haya pasado o vaya a pasar por más de una crisis existencial en su vida:

  • El despido de un trabajo.
  • El engaño de una persona que dijo quererte.
  • La decisión de alejarte de personas que realmente amas.
  • El fallecimiento de un ser querido.
  • El desplome de tu estatus económico o social, entre otras.

Si de algo está lleno el camino que transitamos cada día es de situaciones gratificantes, pero también de situaciones desagradables. Y todos tenemos que pasar por ellas, no tenemos escapatoria.

Una crisis se define como “una situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o proceso”. Y es a partir de esta base conceptual que desarrollo lo que quiero presentarte en este artículo.

Es una situación grave, es decir, un evento que es probablemente medible, evaluable y por tanto considerable en la vida del ser humano. Es decisiva, lo que implica que para ser resuelta hay que tomar acción sobre ella. Y por último, pone en peligro el desarrollo de un asunto o proceso, lo que quiere decir que si no se toma acción sobre la misma, puedes quedar estancado(a)  en ella y por tanto dejar de avanzar.

¿Pero por qué tienen que existir las crisis?

Si piensas o crees que las crisis son situaciones que Dios o la divinidad te pone en el camino para aprender algo o pagar algún mal que has hecho, respeto perfectamente esa creencia. Desde el punto de vista psicológico y existencial la única respuesta al porqué existen las crisis es: porque forman parte de la vida, de esos eventos sobre los cuales ninguna persona tiene control, ni está preparada, ni es planificada. Las crisis forman parte del equilibrio natural del universo, de todo lo que existe. Es el contrapeso a las experiencias positivas que vives, es parte de tu vida misma. Son situaciones que están, y que eres tu quien da la connotación de positiva o negativa, y quien decide cómo verlas y cómo enfrentarlas. Podría atreverme a decir que las crisis NO EXISTEN en sí mismas, pero me quedaría corto. Porque si bien este planteamiento tiene en parte su razón de ser, no puedo negar que hay otros elementos que forman parte de la vida de todo ser humano que tampoco son medibles o visibles, y que entendemos que existen. Pero no quiero profundizar tanto en este aspecto. Continuemos con el desarrollo de mi postulado.

¿Y entonces dónde reside lo negativo de las crisis?

Primero en la valoración que hacemos de las situaciones que se nos presentan día a día o cada período de tiempo. Lo que para mi puede ser una situación positiva y agradable, para otro puede ser una desgracia.  Por tanto, el enfoque que damos a las situaciones que nos ocurren es crucial para lograr esta valoración.

Entonces, ¿cómo puedes sacar provecho a tus crisis?

Te invito a que tan solo un momento puedas quitar la etiqueta de CRISIS a la situación o situaciones que has vivido alguna vez en tu vida y que solo puedas verlas como SITUACIONES de las que puedes sacar provecho positivo. Este nuevo enfoque te permitirá ser más consciente de las mejores alternativas para superarla. También quiero recomendarte que:

  1. Cuando se presenten situaciones desagradables en tu vida, y que quizás ya por costumbre la etiquetes como “crítica”, detente un momento y piensa, ¿es esta una situación grave, es decir, pone en peligro mi vida, mi reputación o la de los demás? Si la respuesta es negativa, entonces automáticamente por definición deja de ser una crisis y debe ser valorada como situación, pura y simplemente.
  1. Si has valorado esta situación como una verdadera crisis, analiza las posibles soluciones que tienes para poder superarla. Lee, habla con expertos en el tema, navega en internet, pregunta a otros que hayan pasado por situaciones similares. Esto te ayudará a salir de la visión de túnel que puedes tener sobre este evento, y te dará luz a las posibles alternativas para salir adelante.
  1. Una vez tengas más de una posible solución o alternativa a esta situación, analiza y responde detenidamente (preferiblemente con lápiz y hojas en mano): ¿Qué beneficio pudiera obtener al elegir cada una de esas opciones que tienes?. Escríbelas y luego léelas hasta que encuentres aquella con la que te sientas más identificada/o. Repito, presta atención a lo que sientes al considerar cada opción, esto es crucial.
  1. La parte más complicada para superar esa “crisis” reside en el desarrollo de su definición: tomar acción. Significa que tienes que ponerte en movimiento, pararte y emprender en base a esa solución que elegiste, paso a paso, día a día, hasta que superes esa situación.
  1. Por último, evalúa los resultados obtenidos luego de haber actuado como entendías correcto, y escribe estos resultados para tenerlos siempre a mano. La próxima vez que vuelvas a vivir una situación similar, revisa estos escritos para que sepas lo que te funcionó y lo que no, y así no tener que detenerte mucho tiempo nuevamente en lo mismo.

Recuerda que…

Ni tu gobierno, ni tu familia, ni tus amigos, ni otro ser va a resolver las crisis que te afecten, aún tengan parte de la responsabilidad de lo que ocurre. Te toca a tí ocuparte de superar los obstáculos y las vicisitudes que se te presenten en la vida, porque al final tu eres el responsable de tu felicidad, es tu vida.

Las crisis son la mejor oportunidad para que te demuestres a ti misma/o que puedes lograr superarte y superarlas, y te aseguro que tienes todo el potencial para hacerlo, basta con creerlo, pensar, analizar, sentir, pero sobre todo actuar. No digo que sea fácil, pero sé que es posible. Es imposible que avances en la vida si te detienes a esperar que las piedras se muevan por sí mismas para seguir arando tu camino. Quítalas tú misma/o,  o esquívalas, o sáltalas, pero haz algo!.

Hay algunas personas que saben que pueden superar situaciones críticas en su vida, pero no saben cómo o prefieren buscar ayuda oportuna para lograrlo y sentirse acompañada/o en ese proceso. Si es tu caso, sabes que puedes contar con mis servicios profesionales. Estoy aquí para ayudarte.

Ahora te pregunto yo a ti, ¿ya comenzaste a sacar provecho de tus crisis? Me encantaría leerte.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

El precio EN OFERTA es de sólo RD$5,000 RD$4,300 p/p, disponible hasta el 21 de noviembre 2019.

INSCRÍBETE AQUÍ

Al reservar te llegará inmediatamente un correo electrónico con los datos del pago. 

El precio EN OFERTA es de sólo RD$900 p/p. Esta oferta vence en:

Días
Horas
Mins
Segs

RESERVA TU ASIENTO

Al reservar serás redireccionado a una página con los datos de pago. La reservación sin el pago correspondiente no se hace efectiva.